No escribir

Para que una persona que escribe sea considerada escritora debe hacer una serie de cosas que no son escribir:

  • Publicar libros. Libros, porque los blogs o los textos en formato digital no se consideran propios de escritores profesionales. Libros, porque los textos para la escena son otra cosa.
  • Publicar sin autoeditarse. Es decir, ganar un concurso cuyo premio sea la edición o convencer a alguna editorial de que la obra merece la pena. Es decir, en muchos casos, tener contactos entre los organizadores de los concursos o entre los responsables de las editoriales.
  • Recibir reseñas de las obras publicadas. Es decir, en muchos casos, tener contactos entre críticos, expertos que hacen reseñas, blogueros, así como responsables de revistas digitales o en papel.
  • Dar entrevistas sobre las obras publicadas o sobre la propia trayectoria literaria. Es decir, en muchos casos, tener contactos en las secciones de cultura de los medios de comunicación.
  • Hacer lecturas públicas y recitales. Es decir, participar en los circuitos oficiales y no oficiales que organizan lecturas públicas y recitales. Es decir, en muchos casos, tener contactos entre los organizadores de las lecturas públicas y recitales.
  • Participar en charlas, jornadas, debates o conferencias sobre literatura y escritura. Es decir, en muchos casos, tener contactos entre los organizadores de charlas, jornadas, debates y conferencias sobre literatura y escritura.
  • Conseguir que la propia obra sea estudiada por los académicos. Es decir, en muchos casos, tener contactos entre los académicos.
  • Conseguir que la propia obra sea difundida por bibliotecas y clubes de lectura. Es decir, en muchos casos, tener contactos entre los responsables de bibliotecas y clubes de lectura.

En resumen, en muchos casos, tener contactos. Y caerles bien. Y saber que, cuando haga falta, te echarán una mano, te ayudarán, te abrirán esa puerta o te presentarán a esa persona. Es decir, halagarles, darles palmaditas en la espalda, formar parte de la camarilla. Seguir las reglas sin señalarse. No ser críticos.

 

Esta entrada fue publicada en Escritura, General. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No escribir

  1. Antonio J. Álvarez dijo:

    Me encanta esta reflexión que refleja perfectamente una parte de la actividad del que escribe, y que suele ser nauseabunda. La parte final tiene implicaciones muy serias que se refieren a la literatura complaciente con “lo correcto” y con vender actitudes narcisistas y onánicas. Este texto merecería ser publicado y compartido en “Facebook”. A ver si alguno/a se entera. Un saludo.

    • almudenalopezmolina dijo:

      ¡Gracias! Lo cierto es que está compartido, tanto en mi página de facebook como en mi perfil de twitter. Otra cosa es que nadie le haya prestado demasiada atención 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s