Tinder y Mad Men

Pues ha de ser la hembra dócil,
con seso suficiente para entender
su obligación de atender
a los deseos que se le expresan,
viva para adelantarse a la expresión
de esos deseos.
Y en nuestra mano está
la correcta instrucción de la criatura,
que ha de saber sin duda
lo que se espera de ella.
Se cortejará con dulzura
para que aprenda la lectura
en las flores de papel,
en los bombones de ceniza
y dientes podridos,
en las manos blandas
para entregarse,
firmes para corregir,
entrelazadas como el sino
que las ha marcado ya,
pero siempre, siempre, cerradas.
Porque tratamos según el trato
que ansiamos recibir.
Se enfrentarán los desplantes de ella,
si existieran,
con autoridad para imponer
la voz propia por ser más válida,
y de ello ha de ser prueba
el volumen,
del sonido y de nuestro cuerpo.
Porque no sobrará un grito o un portazo,
un gesto agrio si es necesario,
abandonando en el espacio
que le es propio a la doncella,
que ha de comprender
que esa es la cárcel que queda
cuando no se comporta como debe
—porque debe:
cocina que fregar
y ropa que lavar
y camas que vestir,
arrebatado como castigo el cariño
de aquel que quizá busca descanso
en otras camas deshechas
y vajillas sucias
donde apagar el cigarrillo
de un deseo inexplicable,
que no ha de tener freno,
porque «no» significa solo
aquello que nosotros queramos,
porque «no» puede ser
parte del juego.
Y no es malo exhibir
al mundo la fuerza
de la virilidad.
Por eso,
escójase hembra de cadera ancha
para buen parir
y muslo robusto para agarrar
y sostener el dolor del desgarro
de la criatura,
hombro vencido y cabeza gacha
por ser síntoma de una humildad
aprendida en la infancia,
que no se puede fingir,
brazos torneados que hablarán
de salud y cepillos contra el suelo
y puntillas de encaje adornando las mangas,
ojos pequeños
y apagados, de los que no guardan sueños,
y boca cerrada,
de las que solo se abren,
estrecha herida,
para confortarnos como merecemos
y susurrar «sí»,
mejillas coloradas.

Esta entrada fue publicada en General, Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s