7 meses

Hace más de siete meses que no publico ni una línea en este blog. Y no quiero justificarme, pero es que hay temporadas que son de escribir y temporadas que son de hacer. En estos siete meses, no he tenido apenas ocasión de observar, analizar y reflexionar sobre el estado de la cuestión cultural y los museos. Y por eso no he tenido nada que escribir. Sin embargo, he podido hacer muchas cosas, cosas de esas que alimentan futuras escrituras.

Cosas personales

Me he vuelto a cortar el pelo, dos veces. He vuelto a montar en bici, no por deporte, sino eligiéndola como principal medio de transporte; y Sevilla es la mejor ciudad del mundo para hacerlo, que quede claro. He pintado mi casa y he jugado al tetris con ella. He bailado al son de los grandes nombres de la Historia del Arte y me he reído con el tour de Ylenia en el Thyssen de la mano de Ana Moreno. He adoptado un gato, Trajano.

Foto de mi gato, Trajano

Trajano

Cosas culturalmente ociosas

He leído libros de poetas conocidos y he conocido nuevos poetas. He vuelto a escuchar discos antiguos que merecían más escuchas y discos nuevos de los que aún tienen que girar un poco más. He visto pelis animadas y otras menos alegres pero igualmente animadas, a pesar de no ser de animación. He visto series que ya empiezan a ser antiguas y otras no tanto. He ido al SEFF, donde he podido ver pelis y participar en sus actividades; y al Mangafest, donde, bueno, no me divertí mucho.

Cosas profesionales

He continuado escribiendo apps y audioguías para exposiciones, pero también he empezado proyectos nuevos en nuevas empresas. Y en ellas, he empezado actividades tan desconocidas hasta el momento para mí como crear las tramas de una cena con asesinato o dialogar una supervivencia zombi. Siempre, eso sí, teniendo en cuenta el test de Bechdel. Me han regalado amables y constructivas reseñas y entrevistas a raíz de la publicación de mi libro. Me he hecho socia de Asecan.

Cosas creativas

He terminado mi novela, la he dejado dormir, la he sacado impresa para prestarla y he pedido a personas de confianza que la lean, pero todavía no la he vuelto a tocar. He sido seleccionada en dos concursos de narrativa breve, para formar parte de la antología resultante, sin ser ganadora. Una editorial me ha ofrecido publicar en coedición mi primer libro de relatos, Mapa del tesoro para dos jugadores, pero aún me lo estoy pensando. He celebrado con ilusión el premio de mi amigo Isra. He terminado de corregir un poemario que seguramente quedará para siempre en el cajón. He empezado a escribir nuevos poemas, en estallido, a chorro, de golpe, todo. Y he pensado, ya que no puedo escribir «otras cosas», en ir publicándolos aquí.

escritura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte, Audiovisual, Escritura, Lecturas, Museografía, Poesía. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 7 meses

  1. Pue sí que ha sido productiva tu “temporada de hacer”. Leeré con gusto lo que publiques. Un saludo

  2. Ya somos compis de manos manchadas de tinta. =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s