Personajes sobre el papel

Hace ya varios meses que terminé la primera fase de creación de mi novela: el proceso de documentación y planificación. Desde entonces he ido escribiendo conforme me lo permitía el tiempo: a ratos más y a ratos menos. Tengo cuatro capítulos escritos y estoy trabajando el quinto: casi un tercio del total. Y es ahora cuando recuerdo aquella entrada que escribí hace algo más de un año sobre la construcción de personajes. En aquel momento estaba empantanada en sinopsis, bocetos, esquemas, fotos y demás herramientas que me servían para imaginar esos personajes, para saber cómo quería que fueran. Ahora voy un paso más allá: me toca plasmar todo eso por escrito. La pregunta es cómo.

Sigo sin tener la receta de nada y expreso aquí únicamente lo que está siendo mi experiencia de escritura. Puede que en otro momento, escribiendo otra historia, lo haga de otra manera. Pero ahora mismo, me he dado cuenta de que utilizo estrategias basadas en los tres elementos que dan cuerpo a la narrativa: la voz de los personajes en los diálogos, sus acciones y la manera en que los describo.

Voz

La manera en que habla un personaje depende de múltiples factores: de su educación, su procedencia, su contexto cultural, su personalidad. Un personaje tímido, introvertido o inseguro, por ejemplo, puede ser parco en palabras, hablar con monosílabos, titubear o dejar que pasen largos silencios antes de pronunciarse. Un personaje especialmente inteligente seguro que construye frases brillantes de lógica aplastante. Un erudito podrá llenar su conversación de datos curiosos. Y si es extranjero, puede tener cierto acento o expresiones no del todo correctas, al emplear una lengua que no sea la materna.

Toda esa información que hemos ido trabajando sobre el personaje se representará en los diálogos a través de:

  • Su intervención -o no- en las conversaciones: si interrumpe al hablar otro personaje, si espera su turno para dar su opinión, si se limita a contestar cuando se le pregunta…
  • Las construcciones gramaticales que emplea: frases cortas o largas, enredadas en múltiples subordinadas o sencillas…
  • Expresiones propias: refranes que suela utilizar, ideas personales que repita con cierta frecuencia…
  • Acentos o giros lingüísticos especiales.
  • Cantidad y calidad de información que ofrece a través de sus conversaciones.

Acciones

Sin embargo, en muchas ocasiones los personajes se muestran más directamente por lo que hacen que por lo que dicen. Al menos, aquí abajo en la Tierra. Así que mostrar eso mismo en el cielo de la literatura puede dar interés, volumen y realismo a los personajes. También es interesante tener en cuenta que la contradicción entre acción y diálogo puede ayudar a definir mejor la personalidad.

Para ello, conviene hacerse tres preguntas que nos permitirán concretar la escritura:

  • Qué hacen los personajes y, quizá también, qué dejan de hacer, cuándo deciden no actuar.
  • Cómo lo hacen, deteniéndonos en describir gestos concretos que puedan ser representativos.
  • Si es preciso justificar esas acciones o si hablan por si solas.

Descripciones

Y por último, las descripciones nos podrán servir para definir esos huecos imprecisos entre el diálogo y la acción. La narrativa contemporánea tiende a no pararse mucho en esto, dejando espacio para la creatividad y la imaginación del lector. Pero esa es solo una opción entre las posibles. Cabe preguntarse cuándo son necesarias y cuándo no y, por supuesto, qué cuestiones vamos a describir: ¿su aspecto físico? ¿La casa donde vive? ¿Su forma de vestir? Estos elementos pueden ser útiles o convertirse en un estorbo.

Quizá la manera más cómoda de proceder es escribir todas las descripciones que nos pida el cuerpo y dejar pasar el tiempo, meses incluso. Ya con el texto frío, una lectura distanciada nos permitirá decidir, a veces con una crueldad infinita, si hay que podar para que la historia gane. Y sí, ocurre con frecuencia.

Esta entrada fue publicada en Escritura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s