¿Dónde escribir?

Hay algunos afortunados que pueden escribir en cualquier parte y en todo tipo de condiciones. En la mesa de operaciones, si les dejan tener un ojo abierto. Pero no son muchos. En un post anterior, hablaba de las dificultades de escribir con música. Al hacerlo, pensé que, en general, es muy importante cuidar el ambiente para escribir. ¿Qué debe tener el lugar donde escribimos?

Supongo que habrá opiniones para todos los gustos, pero yo solo os puedo traer la mía. Para mí, el lugar perfecto para escribir es:

Tranquilo: cuando estoy metida en faena, no se me ocurre nada más molesto que recibir una interrupción. Puede ser en forma de vecina que te llama para pedirte cualquier cosa, si trabajas en casa. O en forma de cartero o de revisor del gas. O en forma de mirada acosadora de otro cliente de la cafetería donde estás sentado, que anhela conseguir ese cómodo rincón donde te has instalado.

Silencioso: en línea con lo anterior, oír muchos ruidos puede tener ese efecto de interrupción, sobre todo si son estridentes, sorprendentes o de carácter diverso. Se me viene a la cabeza el camión del butano o el vendedor de naranjas (“¡Aeuroaeuroaeuro!”). Sí, aunque escriba encaramada a un décimo piso, lo oigo como si me gritara al oído. Caso distinto sería si ese ruido fuera monótono y constante. Entonces, soy capaz de integrarlo a una parte gris del fondo y olvidarme.

Anodino: no quiero mirar por la ventana y ver un paisaje maravilloso que me invite a salir. Porque voy a querer salir. De hecho, recuerdo haber asistido a un curso en el Centro de Arqueología Subacuática, en Cádiz, en plena caleta. No dejaba de preguntarme cómo demonios hacían para concentrarse y para resistir la tentación de ponerse el bañador y echarse al agua. No, lo mejor es que no haya nada bonito, interesante o llamativo que pueda distraer mi atención.

Con ambiente de trabajo: si a mi lado hay gente dándole a la tecla, no sé por qué, eso me anima a ponerme yo también al lío.

Así que, tal como estáis pensando, mi mejor sitio para trabajar es una biblioteca (o similar). Eso sí, que no sea en época de exámenes, que está lleno de chavalería que va a pasear apuntes y reírse por lo bajini.

Y vosotros, ¿dónde escribís?

Esta entrada fue publicada en Escritura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s