¿Escribir con música?

¿Qué beneficios tiene la música en el proceso de escritura creativa? Hay escritores que no pueden escribir mientras escuchan música. Otros no pueden hacerlo sin banda sonora. ¿En qué grupo estás tú?

Los beneficios de la música

Ambiente: seguramente, esta es la principal ventaja de la música. Tiene capacidad para crear una atmósfera determinada. Si estás escribiendo una novela gótica, probablemente te ayudará escuchar la banda sonora de una peli de terror o de suspense. Si la música es un tema esencial de tus escritos, entonces ya es casi obligatorio que esté presente en el proceso. ¿Os imagináis escribir una novela de rock sin escuchar rock?

Aislamiento: esto sirve si escribes en un barrio muy ruidoso o con vecinos molestos. Puedes optar por ponerte tapones en los oídos o por escuchar algo más agradable de lo que te ofrece tu ambiente habitual.

Burbuja: quizá, la música sea tan importante como el espacio donde escribes. Quizá, el conjunto te ayude a crear ese universo paralelo al mundo real, donde el tiempo está suspendido y solo te dedicas a escribir. De hecho, a la mayoría de los escritores les ayuda contar con unas condiciones que se repiten siempre para identificar su espacio-tiempo de escritura. Luego, los hay que escriben subidos a una palmera. Pero son los menos.

En contra de la música

¡No puedo concentrarme! Es verdad, ¿puedes prestar atención a una melodía mientras escribes? Si eres de aquellas personas multitarea, capaces de hacer varias cosas a la vez, contestarás que sí. Pero que sepas que eres minoría. Seguir una melodía no requiere un gran esfuerzo de atención, pero ocupa una parte de nuestra actividad mental dedicada a los procesos discursivos propios de la escritura. Y conste que digo esto sin ser experta en el funcionamiento del cerebro. Ni mucho menos. Es solo lo que he experimentado en carne propia.

Ritmo y melodía: es la esencia de la música, ¿no? Pero también de la literatura. Sobre todo, si estamos hablando de poesía. Imagina que, como autor, has escogido un ritmo y una melodía concretos por su capacidad expresiva. ¿Cómo los vas a aplicar a tus frases o tus versos si estás escuchando otros?

Si tengo que hablar de mi manera de trabajar, tengo clara mi elección: ¡silencio absoluto! ¿Qué preferís vosotros?

Esta entrada fue publicada en Escritura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s